martes, 6 de marzo de 2012

La importancia de escribir bien

A principios de febrero, en cuanto terminé los exámenes (de los que no pienso hablar), me puse a trabajar, para sacarme un dinero extra. Trabajo con un sacerdote que escribe libros de espiritualidad, y mi tarea consiste, básicamente, en recopilar textos de internet, darles formato, controlar que no estén muy mal escritos... Dicho así puede parecer una tontería, pero la verdad es que lleva su tiempo y lo que se intenta (como en todos lados, creo) es hacer el mejor trabajo en el menor tiempo.
El otro día el sacerdote me dijo que había recibido un Via Crucis escrito por la amiga de una amiga y me lo pasó. Me puse a repasarlo un poco por encima, y vi que María estaba escrito sin acento en todas las estaciones. No hay mucho problema, porque el corrector del Word te lo subraya con ese rojo tan molesto y se ve enseguida. Lo que no te marca como falta ortográfica son todas aquellas palabras que están bien escritas, aunque signifiquen algo totalmente distinto a lo que tú querías poner, y esto sí que es molesto, porque significa que tienes que leerte el documento entero con calma.
No suelen haber faltas de este tipo, pero empecé a leer el Via Crucis de la chica y me di cuenta que todos los (pronombre) estaban sin acento y, lo que es peor, algunos mi (posesivo), con acento. Ahí me di cuenta que aquel documento me llevaría más tiempo del que suponía.

Ahora tengo claro que si a esa chica se le ocurre mandar algo de nuevo, se lo voy a rechazar sin ni siquiera leerlo, porque que alguien te haga perder el tiempo por hacer 7 u 8 faltas de ortografía por página es una animalada. Lo mínimo que pides cuando alguien te manda algo para que se lo publiques, es que esté bien escrito.

Si esto pasa a tan pequeña escala, ¿qué no pasará en las grandes empresas? Hacedme caso: es muy importante escribir bien.

5 comentarios:

mòmo dijo...

Especialmente si de lo que hablas es de escribir bien... Revisa un par de veces el segundo párrafo y no seas tan duro. Es importante escribir bien, por supuesto, pero no es lo más importante. Si conoces tus carencias, puedes suplirlas. Tú suples las carencias de esta chica, que seguro que tiene muy buena intención y tal vez buenos textos que sólo necesitan un lavado de cara para estar presentables.

alvallega dijo...

Wow, yo quiero trabajar en eso también! La página de Tuenti que monté defendiendo nuestra amada ortografía ya debe tener unos cuantos afiliados, debería ponerlo en el CV... xDD.

otro madrileño dijo...

Estoy completamente de acuerdo con esto, Nico.
Álvaro, si te borraste el perfil, esa página no existe ya. Jajja

Satchmo dijo...

¿El segundo párrafo, Mò? A mí me han sorprendido los "me di cuenta que" del tercero...

mòmo dijo...

A ese párrafo me refiero, Louis, sea el segundo o el tercero.