jueves, 20 de diciembre de 2012

¿Hasta la vista, Madrid?

No voy a hablar de independencia, aunque el título de la entrada lo sugiera. Sólo quiero comentar que ayer entregué mi solicitud de ERASMUS para irme a estudiar fuera el año que viene. Cuando sepa si se me concede, ya os lo contaré, pero por ahora os tenéis que conformar con imágenes de los 5 destinos que he pedido:

Wroclaw

Utrecht

Stockholm

Krakow

Glasgow

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Regalos de Navidad


Dos errores en defensa y poca fluidez arriba son un buen resumen para un mal partido.

Jugábamos contra los segundos, que venían de perder su primer partido y podían perder su puesto si les derrotábamos, así que sabíamos que no podíamos empezar empanados. Y no lo hicimos. Quique, Diego y Alvarito, en las tres posiciones de ataque, se movían constantemente y desconcertaban a su defensa, cosa que aprovechó Diego para meter un golazo en su retorno después de la lesión. Habíamos hecho lo más difícil, ya que ellos tenían una defensa muy fuerte y un ataque pobre, pero nos relajamos y empezaron los regalos: primero fue Gonzalo, que regaló el empate tras un centro sin peligro, y después Jaime y Luis no se entendieron y dejaron solo a su delantero, que no falló y puso el 2-1. En los laterales, Carlos no lo estaba haciendo mal y Javi probablemente fue el mejor del partido. Luis no sacaba a la defensa, y esto dejaba demasiado espacio a Sacho, que no podía cubrir tanto terreno en el medio campo, donde se notó la ausencia de Jorge, y es que Ramón y Miguel, sin hacer un mal partido, no aportan la misma fluidez que nuestro capi.

Teníamos un buen banquillo, y en la segunda parte entraron Pablo, Álvaro y Luis, pero seguíamos sin conectar dos pases seguidos arriba. Quique estaba perdido en la banda, y a Diego no le llegaban balones. Julio no tuvo mucho trabajo, y con Luccini metimos un poco más de presión con otro delantero, pero no era el día. Los únicos tiros, dos faltas, de Álvaro y Diego que el portero nos sacó muy bien.

Hay que seguir mejorando, y no olvidar que el objetivo es aprender.

martes, 11 de diciembre de 2012

Conversación entre dos bebés antes de nacer

Hoy en Facebook he encontrado esto:


"En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro:

- ¿Tú crees en la vida después del parto?
- Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde.
- ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida?
- No lo sé pero seguramente... habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca.
- ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón umbilical es por donde nos alimentamos. Yo te digo una cosa: la vida después del parto está excluida. El cordón umbilical es demasiado corto.
- Pues yo creo que debe haber algo. Y tal vez sea sólo un poco distinto a lo que estamos acostumbrados a tener aquí.
- Pero nadie ha vuelto nunca del más allá, después del parto. El parto es el final de la vida. Y a fin de cuentas, la vida no es más que una angustiosa existencia en la oscuridad que no lleva a nada.
- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del parto, pero seguro que veremos a mamá y ella nos cuidará.
- ¿Mamá? ¿Tú crees en mamá? ¿Y dónde crees tú que está ella?
- ¿Dónde? ¡En todo nuestro alrededor! En ella y a través de ella es como vivimos. Sin ella todo este mundo no existiría.
- ¡Pues yo no me lo creo! Nunca he visto a mamá, por lo tanto, es lógico que no exista.
- Bueno, pero a veces, cuando estamos en silencio, tú puedes oírla cantando o sentir cómo acaricia nuestro mundo. ¿Sabes?... Yo pienso que hay una vida real que nos espera y que ahora solamente estamos preparándonos para ella..."

No voy a comentar nada. El texto habla por sí solo y que cada uno saque sus conclusiones.

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿Y sin dinero?

Hace un par de días leí el siguiente comentario en Twitter:

"La Navidad era una fiesta familiar cristiana. Sin Dios quedó en una fiesta familiar. Sin familia quedó en una fiesta. ¿Y ahora sin dinero?"

Creo que es importante pensar en ello. Estos días, bajando a la universidad, cada vez tengo más ganas de que llegue la Navidad. El olor del ambiente; el frío que te impide ir leyendo por la calle, porque te lloran los ojos; las pequeñas heladas en los parques... Todo me recuerda que dentro de poco estaré en casa otra vez, y es una sensación que me encanta. Porque creo que Dios vino al mundo, y porque estoy a gusto con mi familia. Pero reconozco que cada vez son menos frecuentes las personas que piensan así, con lo que la Navidad queda en una fiesta que se ha inventado el Corte Inglés para que gastemos dinero o en una excusa perfecta para que la abuela nos reúna a todos y nos haga comer con unos familiares a los que no queremos contar nada de nuestra vida y mucho menos escuchar sus anécdotas.

Sea como sea tu forma de pensar, te dejo con una canción que no tiene nada que ver, pero que es imposible que no te guste (si no te gusta, nunca más aparezcas por este blog...).


domingo, 2 de diciembre de 2012

Orgullo de equipo

Aunque la luz de los focos no dejara ver bien, desplegamos un juego muy vistoso que nos dio una importantísima victoria para seguir en los puestos de arriba.

Queríamos salir desde el inicio a encerrarles en su campo, y por eso salimos con una defensa de 3, con Javi, Jaime y un sobresaliente Luis, que se mostró como el líder de la defensa que tiene que ser. Por delante de ellos, Sancho estuvo a un nivel espectacular, como siempre, y Ramón y Jorge se consolidan como nuestro mejor centro del campo, con sus paredes, sus pases al espacio, sus trallazos lejanos... Borja, en la banda derecha, peleó como nunca, y Pablo en la otra se dejaba los pulmones subiendo y bajando la banda para ayudar a nuestros defensas. En punta pudimos ver el debut de Álvaro RP, que intentaba fijar a sus centrales para que Quique entrara de segunda línea, como tanto le gusta y desde donde tanto daño suele hacer. Sin embargo, sus defensas nos tenían bien estudiados y Quique no pudo ser el jugador decisivo de otros partidos.
Por suerte, este equipo tiene muchos recursos, y nuestro capi volvió a ser la estrella que necesitamos para desatascar defensas férreas. Una gran jugada en el medio campo terminó con un pase al espacio a Pablo, que no desaprovechó la ocasión y metió el 1-0. Poco a poco íbamos dominando el partido, aunque es cierto que sus medios también tocaban muy bien y nos daban algún que otro susto. Pero teníamos a Luis y compañía para pararlo todo y, si era necesario, Seany estaba bien colocado en su sitio para detener sus tiros lejanos.
Poco antes del descanso, otro detalle de Jorge, otro pase al espacio, esta vez a Quique, que obligó al portero con su sprint a coger el balón con las manos fuera del área. Golazo de Álvaro de falta, con dedicatoria para el mister.

Empezamos el segundo tiempo, ya con 4 defensas, un poco dormidos, lo que provocó el 2-1 en un despiste de Borja en el marcaje (que por lo demás, se marcó un partidazo, tanto de extremo como de lateral). Hicimos cambios para dar más frescura. Entró Linares, que demostró que podría jugar mucho más si viniera a todos los entrenamientos y Miguel, que combinó muy bien por la banda derecha con los medios. A los 15 minutos de la segunda parte tuvo que entrar Rodri de lateral, una posición que no es la suya, pero donde cumplió con muy buena nota (incluso nos salvó un gol), por Rafa, que había entrado en el descanso y se lesionó. Una lástima porque lo estaba haciendo muy bien.
Después de la empanada inicial y con los cambios, volvimos a maravillar al público con las combinaciones de nuestros medios, con los cambios de banda tan precisos, aprovechando que Pablo estaba solo casi todo el rato. Y en una de esas, llegó el gol. Jugada por la banda derecha, que termina con un buen centro de Miguel que nadie acierta a rematar, pero Pablo está muy atento para recoger el balón en el otro lado y volverla a poner para que Jorge ponga la guinda a su mejor actuación en lo que llevamos de liga. 3-1 y se acabó. Brillante partido de todo el equipo, con un clarísimo líder que tiró de todos para conseguir este resultado. Ahora a descansar durante el puente para estar a tope en el partido contra el Avance.

Sé que esta crónica ha sido bastante larga, pero es lo mínimo que podía decir de este partido. Orgulloso de mis jugadores.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Jazz, televisión, política y ataques gratuitos

Estaba pensando sobre qué podía hablar antes de la entrada semanal sobre fútbol, y se me ocurrió dedicarla a las elecciones de Catalunya, pero después he reflexionado un poco y he decidido que es mejor que en este blog siga sin hablarse de política.

Además, al leer el último comentario recibido en la anterior entrada, me ha parecido mejor hablar sobre la facilidad de prejuzgar a la gente sin conocerla de nada (porque intuyo que el tal "anónimo" es alguien a quien no conozco y que no me conoce"), y es que ese comentario por poco me lleva al suicidio. Después de intentar publicar entradas que no hablen de fútbol y que sean fáciles de leer para que la gente no se queje, alguien aparece y me dice que haga algo con mi vida y deje de escribir en un blog. Han sido unos segundos duros, pero me he repuesto rápidamente y he decidido que es mejor no dar bola a esta clase de gente.

La verdad es que me quedaba sin entrada, pero un buen amigo me acaba de pasar esta canción por facebook, y creo que no hay nada mejor que publicar ahora mismo:




Algún comentario en youtube le recomienda a Hugh Laurie que deje la televisión y se dedique a la música, porque en el tema de las series se ha quedado encasillado por sus papeles con Rowan Atkinson en The Black Adder. No quiero menospreciar al autor de tan brillante comentario, pero yo prefiero que siga dedicándose a ambas cosas, porque es un genio.

martes, 27 de noviembre de 2012

Condenado al fracaso

Ya sabéis que se comenta que la vida universitaria es la vida mejor (¿o era la vida pirata?), pero yo no estoy de acuerdo con esta afirmación. Seguramente la primera persona que dijo esto estudiaba Derecho en el CEU o Magisterio en la Paquito. Pero en fin, lo que quería comentar es que cuando la semana pasada daba mi particular punto de vista de la universidad un pintoresco personaje dejó el siguiente comentario:


"HOYGA NO ME BENGA CON MILONGAS CE APARTE DEL FUTVOL TANBIEN TIENE A LOS HAMIJOS. I HOYGA IO LE DIGO CE SU BIDA NO BA A ESTAR DEMACIADO CONDISIONADA POR LO CE ESTUDIE EN LA CARRERA. BIBA MÉGICO HOYGA!!!1"

Yo solía pensar que los amigos son una buena válvula de escape, pero el mismo pintoresco personaje me pasó una canción de un musical basada en hechos reales en el que se refleja claramente que, hace ya mucho tiempo, le dijeron al Rey Arturo que no podías ir a ningún lado sin un judío. Pues, aunque me duela reconocerlo, ninguno de mis mejores amigos es judío (o eso creo...). Si no me creéis, escuchad esto.


"In any great adventure,
if you don't want to lose,
victory depends upon the poeple that you choose.
So, listen, Arthur darling, closely to this news:
We won't succeed on Broadway,
If you don't have any Jews"




Disculpad la mala calidad del vídeo. Es lo que hay, pero incluso así merece la pena...

domingo, 25 de noviembre de 2012

Tropiezo matinal


Sabíamos que tenía que llegar. Fallos de concentración atrás y la impresición arriba nos llevaron a un resultado más abultado de lo que merecíamos.


El partido a las 9 de la mañana nos hacía temer que saliéramos dormidos al inicio del partido, pero no fue así. La primera parte fue aburridísima, y sólo un par de paradones de su portero son dignos de mención. La defensa estaba seria, Jorge y Ramón intentaban hacer llegar balones a Miguel, Luccini y Pablo sin mucho éxito y el rival no inquietaba demasiado. Pero llegó la segunda parte y la empanada que temíamos.

En la primera jugada que tuvieron, Rafa (que acababa de entrar por un buen Julio) hizo una entrada tonta e infantil que su mejor jugador aprovechó para marcarnos el 1-0 con la ayuda de Gonzalo (que en la primera parte había hecho algunas intervenciones de mucho mérito). Tocaba remontar, pero en vez de eso, una muy buena jugada del rival se convirtió en el 2-0, esta vez en un despiste de marcaje de los centrales, Luis y Jaime. Había que mantener la cabeza fría para sobreponernos, pero no supimos hacerlo y esta vez fue Jaime el que hizo un penalty infantil que Gonzalo, aunque acertó el lado, no pudo detener.

5 minutos y 3-0. Entró Borja para dar más frescura por la banda, y a partir de ahí el partido fue nuestro. Alvarito en punta luchaba todas y cada una de las bolas que sus defensas intentaban sacar jugando. Al ver que ellos se encerraban en su campo y que se nos iba pasando el tiempo, nos pusimos a jugar con tres defensas y Carlos se colocó como segunda punta, donde se convirtió en nuestro jugador más peligroso y tuvo un par de buenas ocasiones que no pudo materializar. Jorge, Ramón y Rodri tiraban desde todas las posiciones, pero el balón no quería entrar. Sancho remató un saque de esquina al palo largo y su portero sacó una mano que todavía no se cree.

Tuvimos unos malos 5 minutos que ellos aprovecharon para matarnos, pero el juego demostrado en la segunda parte nos anima a seguir luchando para que esto no se repita. Se puede, claro que sí.

Las fotos y el vídeo, aquí.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Esos torneos...

Hoy voy a dedicar una corta entrada a un antiguo compañero del colegio. Hace ya varios años que hemos perdido el contacto, pero gracias a las redes sociales, puedo ir siguiendo su evolución.


Hoy he podido leer en Twitter que Albert Dalmau ha sido convocado para el partido del Valencia contra el Málaga de este fin de semana (aquí tenéis la escueta noticia que le dedica Marca, muy fieles a su estilo de no dedicar más de 10 líneas a cualquier cosa que no sea Barça o Madrid), y no he podido evitar recordar aquello torneos que organizábamos en el recreo: siempre teníamos un equipo de jugones, pero nunca llegamos a ganar. Me viene a la memoria, por ejemplo, ese año en el que Àlex nos convenció para jugar la final todos con una camiseta del Valencia, final que perdimos por penalties; o, también, aquel año que jugamos un partido Bernat y yo solos durante bastante rato, porque los demás estaban castigados en el comedor; o el año que teníamos a Coma en el banquillo, que no quería entrar a jugar porque le daba pereza...

Sólo quiero desearte mucha suerte, y a seguir avanzando. Ànims i amunt!

martes, 20 de noviembre de 2012

Esta no va de fútbol. Lo prometo.

Bueno, en realidad no va 100% sobre fútbol. Pero algo habrá. Es inevitable. He recibido duras críticas y amenazas de que este blog "dejará de molar" si sigo hablando sólo de fútbol, así que por un día voy a recuperar mi antiguo tema: despotricar de los estudios.

Necesito una motivación. Este verano (como el pasado...) me había propuesto meterme a saco con la carrera: he dejado las clases de canto y la Big Band para tener más tiempo, pero no ha servido de nada. No me gusta lo que estudio y sigo sin saber por qué lo estudio. Necesito algo que me motive a tomármelo en serio. Podría ser el dinero que están gastando mis padres en mi educación, pero no me sirve, porque lo voy aprobando todo, o sea que dinero no estamos perdiendo.
En un momento me piqué porque algunos compañeros me tenían por el tonto con suerte de la clase, pero tampoco duró mucho tiempo. Yo sé cómo soy y me la suda lo que piensen los demás. ¿Acaso pretendo sacarme la carrera para poder presumir de tener un título universitario? Dios no lo quiera...
Al fútbol (¿lo veis? Era imposible evitar el tema...) le dedico bastantes horas, y me gusta preparar bien los entrenamientos, pensar las convocatorias y las alineaciones con calma, para ser lo más justo posible. ¿Por qué no puedo dedicarle el mismo esfuerzo a la química? A lo mejor es porque siendo entrenador veo que aporto algo a alguien, mientras que lo de la química es sólo para mí. Entonces pienso que me podría motivar lo que aportaré cuando sea químico. Podría descubrir algo importante... pero no. El trabajo de investigación no es para mí. Esto lo tengo claro. Entonces, la docencia. Aportarás conocimientos a otra gente, la mayoría de los cuales estará como yo, sin saber muy bien por qué están estudiando eso y cagándose en el profesor que les obliga a ir a clase a escuchar cosas que no quieren oír...

Está claro que me he equivocado. No tenía claro lo que quería estudiar, y seguí adelante porque primero fue exageradamente fácil, y pensaba que toda la carrera sería así. Error. Si algún día tengo hijos, tengo muy claro que antes de mandarlos a la universidad les animaré a pensar muy bien en lo que quieren hacer. No se puede ir a la universidad con la mentalidad con la que yo he ido. Estoy perdiendo el gusto a todo en Madrid.  Sólo me queda el fútbol...

Este final es demasiado dramático, así que os dejo con una buena canción para que no os desmotivéis demasiado. La vida es la vida, y hay que vivirla.




And you call when it's over
You call it should last
Every minute of the future
Is a memory of the past
Cause we all gave the power
We all gave the best
And everyone gave everything
And every song everybody sang

Life is life

domingo, 18 de noviembre de 2012

Victoria sin brillo


No fue nuestro mejor partido, pero supimos aprovechar las ocasiones para matar el partido a la contra


Empezamos el partido empanados, y aunque el rival no destacaba por su altura, se adelantaron en el primer córner que tuvieron. 0-1 y a remontar. Julio estaba haciendo un partido para olvidar; los gemelos, Luis y Javi no acertaban a colocar al resto de la línea defensiva, y Jaime, en el lateral izquierdo, fue el único que se salvó. El medio campo lo teníamos perdido: Sancho se resentía del cuello y no era nuestro muro de otras veces, y Ramón y Jorge no se entendían e iban como locos de un lado a otro. En las bandas, Miguel y Carlos hacían lo que podían con los pocos balones que les llegaban. Y cuando peor estábamos, apareció el de siempre: Quique presionó, robó, y metió. 1-1 y empezábamos a despertar. A los pocos minutos, una jugada de Carlos por la izquierda terminó con un mal centro, que su defensa no acertó a despejar y Ramón, entrando de segunda línea, aprovechó el despiste para fusilar al portero. Una muy buena presión de Carlos a su lateral amplió nuestra ventaja y nos permitió ir más tranquilos al descanso con ese 3-1.

En la segunda parte entraron Cucu, que mejoró bastante lo visto en el primer tiempo, y Linares por Jaime, que tuvo que irse lesionado. Quique se puso en la banda, dejando a Miguel como punta, desde donde arrancó para poner un centro a Jorge, que no falló a su cita semanal con el gol. Aprovechamos que el partido se nos ponía de cara para refrescar el medio campo. Rodri entró por Ramón y Luccini por nuestro capitán, que no estaba haciendo su mejor partido. Luccini se colocó como punta, desde donde metió un primer gol que le anularon por fuera de juego y después un segundo a pase de Quique. Miguel mostró su mejor versión entrando de segunda línea, con un trallazo desde la frontal, que su portero paró muy bien. En nuestra portería, Seany no tuvo mucho trabajo, y estuvo atento cuando había que estarlo.

Ahora, a prepararse para el primer partido serio de la temporada...

Las fotos, aquí.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Un solo color

El celeste de las nuevas equipaciones fue el único color que se vio en un partido que pudo acabar en goleada.


Una vez más, lo que comentamos en la sesión técnica del viernes lo pusimos en práctica el sábado. Esta vez fueron los córners, y el primero que sacamos terminó en el 0-1 de Carlos, que hizo un partidazo tanto de extremo como de delantero, dos posiciones no habituales para él. Con el marcador a favor, nos pusimos a hacer nuestro fútbol y a aprovechar las limitaciones del rival en defensa para entrar una y otra vez por las bandas por medio de Borja y Quique, que metió el 0-2 después de varios intentos. Los pases al espacio de Jorge, Sancho y Rodri provocaron que el entrenador rival se desesperara. Pero el fútbol es como es, y en una contra nos entraron por la banda de Julio, y el centro no lo acertaron a despejar ni Jaime ni Luis Matas, con lo que el balón llegó al otro extremo, que estaba libre por el error de marcaje de Cucu. Gonzalo, que estuvo muy acertado en todas las que tuvo, no pudo hacer nada para evitar el 1-2. Nos íbamos al descanso con resultado ajustado, pero sabiendo que estábamos haciendo las cosas bien y que si metíamos todas las que habíamos tenido podíamos ganar de goleada, así que calma.

Entraron Rafa (que volvió a tener un día desafortunado, y ya van demasiados...) y Javi y su hermano Luis, que nos dieron más fuerza atrás. El guión de la segunda parte fue el mismo, y un centro-chut de Jorge desde la derecha se convirtió en el 1-3. Golazo. Miguel y Ramón entraron para dar más frescura al medio campo y así conseguimos el 1-4 en otro pase al espacio para Quique, que definió como los grandes killers.

Creo que merece una mención especial el partidazo de Carlos, que demostró que puede rendir al máximo en cualquier posición. Un entrenador siempre agradece tener a jugadores así.

domingo, 4 de noviembre de 2012

También sabemos sufrir

Este año sigo de entrenador en la Escuela de Fútbol Altamira, con chavales de 1º de la ESO otra vez, como hace dos años, aunque si digo la verdad, estos juegan bastante mejor que los de antes... Además, cada semana voy a publicar una crónica del partido en la web del club, y como últimamente me está costando mucho escribir, cada domingo copiaré la misma crónica aquí. Aquí os dejo la de esta semana:



Igual que la semana pasada, nos avanzamos muy rápido en el marcador: una indecisión de su defensa la aprovechó Jorge para plantarse delante del portero y meter el 1-0. Se nos presentaba de cara el partido, pero sabíamos que no sería fácil. Las muchas bajas provocaron que tuviéramos una defensa que no habíamos visto hasta el momento, con un inmenso Jaime liderándola, junto con Linares que, sin ser su posición habitual la de central, cumplió con muy buena nota. Y a los laterales, un buen Julio y un Carlos más despitado que otras veces. Sancho, tal como le había pedido el míster, se echaba muy atrás para ayudar a la defensa, y Jorge se quedaba muy arriba, lo que provocaba que Rodri tuviera una tarea cumplicada en su debut con La Celeste, ya que él solo tenía que enganchar las dos mitades de nuestro equipo.

En las bandas, Borja y Rafa hacían los que podían (el primero mejor que el segundo...) para aguantar el tipo subiendo y bajando sin parar. Y arriba, probamos el tan discutido falso 9 con Quique, que se peleó con sus centrales durante todo el partido, aunque en ocasiones se encontraba demasiado solo.

Aguantamos bien al rival, que si bien es cierto que nos tenía encerrados en nuestro campo, no conseguía crear mucho peligro una vez llegaba al área. Así llegamos al descanso y entró Alvarito, que mejoró bastante el pésimo partido que había estado haciendo Rafa (se notaron todas esas horas de Play...). Con esto conseguimos alejarlos un poco de nuestro campo, pero todavía estábamos sufriendo, porque en cualquier jugada te la podían liar. Entraron también Cucu (otro que jugaba su primer partido este año) y Luis para dar más frescura a la defensa, pero en vez de esto, llegó la ocasión más clara del rival, que salvó primero Seany y luego el larguero.

Cuando ya expiraba el partido, un de las muchas luchas de Alvarito en la banda derecha tuvo su premio, y aunque el centro no salió del todo bien, Quique consiguió prolongar para Jorge, quien metió el doblete con toda la calma del mundo. 2-0 y final. No hemos hecho nuestro mejor partido, pero hemos sabido jugar con el resultado, y esto es algo muy bueno.

Por último, quiero agradecer a los 14 que vinieron a jugar a pesar del puente, y pedir a los que no vinieron un poco más de compromiso con el equipo, que todos queremos irnos por ahí y no lo hacemos...

sábado, 3 de noviembre de 2012

Retrasado

Como podéis ver, últimamente me está costando bastante escribir, así que si, como de costumbre, encuentro una entrada bestial en el blog de mi amigo Txeiks, no dudo en robársela. Se trata de una carta de John Franklin Stephens a Ann Coulter, una periodista que tildó a Obama de retrasado en un tweet, durante el debate del pasado 22 de octubre.

John Franklin Stephens
"Venga, sra. Coulter, usted no es estúpida ni superficial. Entonces, ¿por qué está continuamente utilizando la palabra R como un insulto?
Soy un hombre de 30 años con el síndrome de Down que ha tenido problemas por el hecho de que mucha gente piense que tener una discapacidad intelectual significa que soy estúpido y superficial. Yo no soy ninguna de estas cosas, sólo proceso la información más despacio que la mayoría de ustedes. De hecho, me ha llevado todo el día encontrar la manera de responder a su uso de la palabra R ayer por la noche.
Primero pensé que utilizó esta palabra para describir al Presidente como un niño que es intimidado por gente como usted, pero que lo ha superado y ha encontrado la manera de tener éxito en la vida como muchos de mis compañeros de los Special Olympics.
Después me pregunté si pretendía describir al Presidente como alguien que tiene que luchar por estar atento a todo lo que dice, como todos nosotros en cada carrera, desde un obstáculo hasta el siguiente.
Finalmente, me preguntaba si usted pretendía menospreciarlo, tratándolo como si fuera alguien que probablemente recibe una mala atención sanitaria, vive en viviendas humildes con muy pocos ingresos y se las arregla como puede para ver la vida como un don maravilloso.
Porque, señora Coulter, esto es lo que somos. Esto y mucho, mucho más.
Después de ver su tweet, me di cuenta de que sólo quería menospreciar al Presidente vinculándolo a gente como yo. Supuso que la gente comprende y acepta que vincular el Presidente a una persona como yo es un insulto y supuso que podía salirse con la suya y seguir apareciendo en la televisión como si nada.
Me pregunto si se planteó la posibilidad de usar otras palabras odiosas pero las descartó pensado que podían volverse en su contra.
Bien, sra. Coulter, usted y la sociedad tienen que aprender que cuando comparan alguien a gente como yo en realidad le están dando una insignia de honor.
Nadie ha superado todo lo que hemos pasado nosotros y mantiene todavía este amor a la vida.
Venga y únase algún día a nosotros en los Special Olympics. Venga y mire si después puede mantener su corazón indiferente."

Un amigo que no ha hecho todavía,
John Franklin Stephens
Global Messenger
Special Olympics Virginia

jueves, 25 de octubre de 2012

Una para ti

Creo que el año pasado ya conté que no te gustaba que nos vistieran igual cuando éramos más pequeños, y que la gente por la calle nos preguntara si éramos gemelos, así que no lo volveré a contar. Sencillamente te dejo con una canción que sé que te gusta.




Per molts anys, Ferran!

martes, 16 de octubre de 2012

Final de una apuesta mal negociada...

Así es. Para los que todavía no se hayan enterado, ya soy libre de cortarme el pelo. Llevo casi 13 meses sin cortármelo, y ya empiezo a estar hasta las pelotas (en sentido metafórico, claro...). He ganado 20€ más, pero ha sido demasiado esfuerzo por tan poco dinero. Y es que no solamente he tenido que hacer malabares para poder asistir a la boda de mi hermano sin cortarme el pelo; no solamente he tenido que asarme de calor durante todo el verano; no solamente he tenido que aguantar las bromas de compañeros de equipo, contrincantes y aficionados. No. Por si todo esto fuera poco, la guinda de la apuesta era dejarme teñir el pelo de amarillo...

Dejando que el tinte haga su efecto...

Creo que mi cara deja claro que no me convence el
resultado final...

Pues así es. ¿En qué momento me pareció un buen negocio el sufrir todo esto a cambio de 20€? Es mejor no preguntar...

Seguramente algunos os estaréis preguntando por qué tengo el pelo naranja si tenía que ser amarillo. Pues bien: mis simpáticos compañeros decidieron decolorármelo, porque tengo el pelo demasiado negro para que quedara bien un tinte solo. Me los imagino en la tienda comprando el decolorante: "¡Eh! Mirad este de aquí. Pone no recomendado en pelo moreno o negro. Compremos este que será divertido ver qué pasa...".
Y lo compraron.

En algún momento dejaré de hacer apuestas absurdas (aunque quiero que quede muy claro que todavía no he perdido ninguna...).

jueves, 4 de octubre de 2012

Esta vez sí que termino

Tal y como prometí (aunque con una semana de retraso según lo que yo había previsto), termino de explicar la aventura kenyana en jueves.

Al terminar el asunto de los caballos, nos fuimos con el conductor que ya se estaba convirtiendo en colega nuestro (no dudo que si algún día volvemos por allí llamaremos al mismo conductor...), rumbo a Nairobi, donde cogíamos un avión a las tantas de la madrugada.
Cuando llegamos a Nairobi nos encontramos con todo el follón de coches que hay por allí entre las 7 de la mañana y las 9 de la noche, aproximadamente. Así que, como habíamos quedado con mi hermano y su mujer para comer en la universidad, nuestro amigo conductor nos llevó por un "atajo", que evidentemente no nos hizo llegar a la hora prevista. Por suerte, nos habían guardado comida caliente.
Después visitamos un poco la universidad, pero todo esto no era más que una forma de hacer tiempo, así que me voy a saltar unas cuantas horas hasta llegar a la cena.

Ese día nos fuimos a cenar al Carnivore, un restaurante creado esencialmente para turistas: el ambiente, los camareros con sus "disfraces", el espectáculo que te montan... Es un sitio especial. Tú llegas, te sientas y te explican: tienes una banderita en el centro de la mesa, que se mantendrá de pie mientras quieras seguir comiendo; cuando la bajas, dejan de servirte. En la mesa también hay varios tipos de salsas, para los diferentes tipos de carne. Empiezan sirviéndote alguna sopita o algo para que vayas calentando motores, pero un autóctono que llevábamos con nosotros ya nos avisó de que no nos llenáramos con eso, que luego venía lo bueno. ¡Y tanto si vino!
De repente llega un camarero con un enorme pincho de carne y te dice: "¿ternera?". Y te echa un trozo. Al rato viene otro: "¿cordero?". Y otro: "¿cerdo?". "¿Albóndigas de avestruz?". "¿Cocodrilo?".
Es imposible decir que no, y allí estuvo nuestro error. Al comer tan deprisa (venían muy seguidos los camareros y apenas te dejaban tiempo para comer), te llenas enseguida, así que hemos planeado una estrategia para la próxima: comer de la primera carne que te ofrezcan, con calma, y decir que no a las 3 ó 4 que vengan a ofrecerte luego. Cuando hayamos terminado, pedir un poco de lo que vengan a darte, y así hasta que te llenes, pero disfrutándolo más. Aun así, un buen sitio.

Y aquí termina mi relato, un mes y medio después de haber terminado la aventura. Siento no tener fotos de este último día.

martes, 25 de septiembre de 2012

Va de caballos...

Ahora sí que se han acabado las vacaciones. Ayer empecé las clases y ya he tenido la "presentación" de todas las asignaturas de este primer cuatrimestre, o sea que mañana empieza 3º...
Sin embargo, para dar por definitivamente cerradas las vacaciones me veo obligado a contar el último día en Kenya, que no empezó muy bien...

Mònica, Íñigo, Joana, Ferran y yo habíamos pensado en ir a dar una vuelta en caballo mientras los demás se esperaban por ahí, pero la lluvia amenazaba con estropearnos el plan. Después de discutirlo un rato, decidimos que sí se podía salir. Nos asignaron un caballo a cada uno y se vino un guía autóctono con nosotros. Nada más salir el caballo de Íñigo ya empezó a demostrar que no le gustaba mucho cargar con gente, y llevar un caballo sin jinete siguiéndonos no nos tranquilizaba. El guía intentó, sin éxito, llevarse el caballo solitario de vuelta a casa, pero al no conseguirlo nos dijo que no había problema. Ok.
El paseo me parecía monótono, porque no era capaz de hacerme obedecer por mi caballo. Él se limitaba a hacer lo mismo que el que tenía delante: si el primero iba al paso, el mío iba al paso; si el primero trotaba, el mío trotaba, pero yo no controlaba nada. Todo parecía muy tranquilo y aburrido hasta que en una de estas pequeñas arrancadas de los caballos delanteros, el caballo solitario decidió irse galopando. Esto enloqueció al caballo de Íñigo, quien salió despedido por delante del caballo, dejando parte de su espalda en el terreno. Joana (dejadme recordaros que sólo tiene 7 años) y su caballo se asustaron y reaccionaron de formas distintas: el caballo quiso irse al galope, y mi sobrina empezó a llorar, se le salió un pie del estribo, empezó a caerse, pero siguió agarrada a las riendas hasta que se vio encima de un poquito de hierba, donde se dejó caer sin hacerse demasiado daño. Mientras pasaba todo esto, los demás caballos también se habían puesto a galopar, pero se calmaron al cabo de poco. Nos reunimos todos para decidir cómo volvíamos (había más gente que caballos en ese momento), y lo primero que decidió el guía fue que había que coger el caballo solitario para que no nos diera más problemas. Evidentemente, el caballo en cuestión no estaba de acuerdo con esto, y en cuanto vio que se le acercaba el kenyata, se piró galopando, seguido del caballo del guía (sin el guía), el mío, el de Ferran y el de Mònica (estos tres con los respectivos jinetes encima del caballo). Mònica enseguida consiguió dominar a su caballo y evitar que se fuera por ahí como un loco; Ferran, en cuanto vio que no podía con el suyo, saltó del caballo y cayó de pie, sin hacerse ni un rasguño; yo, que no veía lo que hacían mis hermanos porque iba al frente de la "expedición", estaba cagado de miedo. Me podía mantener encima del caballo, pero no sabía hacia dónde se dirigía, y me preocupaba encontrarme perdido en medio de un bosque de Kenya, así que, antes de que fuera demasiado tarde, salté con menos habilidad que mi hermano y caí sobre mi brazo. Al cabo de poco encontré a mi hermana (que fue la única que siguió con el caballo al llegar de nuevo a la finca) y nos fuimos con los demás.

De momento lo dejo aquí, y el jueves termino, lo prometo. Sólo quiero dejaros con una frase que nos dijo un escocés amigo de la familia que regentaba el sitio en el que nos alojábamos cuando le comentamos nuestra idea de irnos a caballo: "los caballos muerden por delante, dan patadas por detrás y son incómodos por el centro". Definitivamente, ese tío sabía de lo que hablaba...
(Lo siento, pero no tengo fotos de ese último día...)

lunes, 17 de septiembre de 2012

Fin de las vacaciones...



...y a seguir con la rutina.

Ya estoy en Madrid de nuevo. Y, como de costumbre, desayuno un par de tostadas (una con mermelada y otra con Nocilla) y un vaso de leche; como todos los domingos, ayer fui a jugar con Altamira y, como de costumbre, ganamos; como de costumbre, me paso horas y horas escuchando música y viendo vídeos en youtube; como de costumbre, veo un par de capítulos de alguna serie por la noche; y, dentro de una semana, también volveré a la rutina universitaria.

Con esta entrada sólo quería comentar que el verano se ha acabado, y que aunque hayan ocurrido cosas que hubiera preferido que no pasaran, aunque haya dejado de hacer cosas que me hubiera gustado hacer, aunque no haya visto a todos los amigos con los que quería reencontrarme, me quedo con todo lo bueno que me ha pasado, que no es poco. Pero, sobre todo, quería que escucharais la canción que he colgado, así que si todavía no lo habéis hecho, ya podéis volver arriba y darle al play. Esto es todo por ahora.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Los niños tienen la solución: el problema es Italia

Reproduzco fielmente una conversación que escuché el otro día en el colegio, mientras yo trabajaba. Dos niños de unos 6 años entran en el baño, y mientras están en pleno proceso, a uno le da por reflexionar sobre temas que nos tienen a todos preocupados:

-¿Sabes quién inventó fumar?
-¿Qué?

El otro chaval todavía no se entera de que está a punto de descubrir la verdad...

-¡Que si sabes quién inventó fumar!
-¿Quién?
-Los italianos.

Momentos de silencio. El chaval no puede dejar al descubierto su profunda ignorancia:

-Ya lo sabía, pero no me acordaba.

Y ojo, que ahora viene el momentazo:

-Es que los italianos son unos tontos.
-Hacen muchas cosas feas.
-¿Has terminado?
-Sí.

Y se van tan contentos, sin saber que el mundo nos iría mucho mejor si todos fuéramos tan sencillos. No hay por qué complicarse cuando todo es así de fácil...

Os dejo con una pequeña muestra de la estupidez italiana. El trailer de una película que os recomiendo no ver jamás...


miércoles, 12 de septiembre de 2012

Penúltimo día...

Esto se acaba. No hablo de las vacaciones (que también se acaban...), sino de mis crónicas de Kenya. Hemos llegado al penúltimo día, y aunque cada vez tenga menos lectores, sé que hay gente que me es fiel, y para ellos escribo esto. Si eres de los infieles, recapacita antes de leer.

El día amanecía luminoso. Mi hermano divisó el monte Kenya por la ventana nada más abrir los ojos. Bajó corriendo a informar a mis padres... y las nubes ya habían tapado la montaña. Lástima. Ha durado poco la luminosidad. Aún así, decidimos irnos de safari esa mañana. Al principio me oponía al plan, porque el médico que me puso las vacunas me dijo que no me cobraba la consulta "porque no eres un dentista con pasta que se va de safari", así que asociaba el concepto con pijerío y malversación de fondos, pero mis hermanos me aclararon que eso es el safari de caza; nosotros sólo íbamos a ver los animales. Entonces, todo correcto.
Aunque me lo pasé genial, no hay mucho que contar. Vimos rinocerontes, búfalos, cebras, gacelas, pumbas, jirafas (de muuuuy lejos), un avesturz y muchos más animales. El día se iba despejando, y mi hermano asustaba a mi madre haciendo el animal por la ventana. Paramos a comer por ahí en medio (con rinocerontes a unos 200 metros) y nos volvimos.
Por la tarde nos fuimos al pueblo (que está a varios kilómetros del alojamiento) a comprar algunos souvenirs, porque yo no había podido comprar nada cuando estuvimos en Eldoret. Camisas, lesos, pulseras, postales, pendientes... Un poco de todo para todos.


Rinocerontes,...

...búfalos,...

...gacelas,...
...cebras,...
...y mi hermano haciendo el animal

Así íbamos en la furgoneta (más o menos)...

¿Haciendo el indio en Kenya?



Por la noche, juego de mesa y a la cama. Dentro de poco os cuento el último día y la vuelta a casa.

jueves, 6 de septiembre de 2012

¡Bronce para un auténtico crack!

Si me lo permitís, haré un pequeño paréntesis en mis "crónicas de Kenya" para hablar de algo mucho más grande: los paralímpicos de Londres 2012. Es algo de lo que no se habla mucho. Las olimpiadas las teníamos a todas horas en la tele, sabías los resultados al momento sin ni siquiera buscarlos, pero esto es diferente; no hay manera de ver lo que te interesa en la tele, tienes que saber dónde buscar para ver los resultados...

Pero sea como sea, mi primo Maurice Eckhard Tió hizo bronce ayer en la prueba de contrarreloj, después de quedarse a las puertas en Atenas y en Pekín. Quiero felicitarle porque se lo merece, y os dejaré con un vídeo de antes de los juegos. Un ejemplo para todos:


martes, 4 de septiembre de 2012

Retomemos lo que habíamos dejado sin terminar

Voy a seguir hablando del viaje a Kenya, aunque tantos días pasados sin hablar del tema hacen que se me olviden algunos detalles (y entonces me pregunto, ¿qué idiota puede permitirse olvidar hasta el más pequeño detalle de un viaje así? Pues yo).

Lo habíamos dejado el 14 por la noche, así que lo retomamos el 15 por la mañana, día de la Asunción de María Santísima. Después de varias llamadas y mil contratiempos, conseguimos que nos digan dónde podemos asistir a una Misa católica esa mañana. Cargamos la furgoneta y nos vamos a la "iglesia". Lo pongo entre comillas, porque en realidad era una barraquita con un letrero pintado a mano en el que se podía leer "ST. LWANGA CATHOLIC CHURCH". Precioso, de verdad. Todo parecía indicar que tendríamos una Misa de pueblo como las que se ven en las películas (¿en qué películas? No lo sé, pero en algún sitio yo he visto cosas así...), pero nada más llegar se nos acerca un tío y nos dice que no habrá Misa. Que lo lamenta mucho, pero hay un único sacerdote para muchas parroquias, y en una fiesta tan señalada como esta, el cura se ha ido a una parroquia más importante. Pero no os preocupéis. Esto pasa a menudo, así que yo, que soy el catequista, voy a celebrar la liturgia de la palabra. Genial. Será una Misa a fin de cuentas, sin consagración y sin comunión, pero con un montón de bailes y de cantos y de todo lo demás! Esa gente sí que se cree lo que reza cuando canta... Se podrían contar mil cosas más de esa Misa: todas la niñas con sus uniformes bailando enfrente del altar; las señoras mayores que prácticamente no podían abrir lo ojos, pero que intentaban seguir el ritmo de los cantos dando palmas; todo el mundo queriendo hacerse fotos con nosotros a la salida...

La "iglesia"

Mi padre se animó con los instrumentos al finalizar la Misa...

Después de muuuuchas horas de furgoneta y de parar a comer algo por el camino, llegamos a Nyeri, donde nos esperaba Petra, la alemana que regenta el negocio, que nos enseñó nuestro bungalow en el que dormíamos los hijos y la habitación en la que dormían mis padres. Acto seguido nos invitaron a tomar el té con la familia y nos dejaron una guitarra para cantar canciones y hacer un poco el animal. Se veía a venir que éste sería el sitio en el que más disfrutaríamos (dejando a un lado la boda, claro)...

Mi hermano cantando, y mi padre y mi hermana, aluciando
Por el camino nos paró una señora para vendernos té y café.
Dicen que el café kenyano es del mejor que existe en el mundo... ¡y es muy barato!
Aquí dormíamos mi hermano, mis 2 hermanas, mi cuñado, mi sobrina y yo.
Divertido no, lo siguiente. Y si lo vierais por dentro, fliparíais...

lunes, 3 de septiembre de 2012

Esto del IVA es muy fácil si se sabe explicar

Perdón por haberos tenido tantos días sin noticias. Mea culpa.

De momento os dejo con una canción muy apropiada para estos días, de un grupo musical-humorístico catalán. Sinceramente, me gusta más la versión en catalán, pero para que todo el mundo la pueda entender bien, la cuelgo en castellano, porque la letra no tiene desperdicio...


jueves, 23 de agosto de 2012

Segundo día con los hipopótamos

El día 14, por la mañana, decidimos irnos en barca con el guía del día anterior para ver las islas que quedan enmedio del lago. Durante la travesía pudimos ver los hipopótamos más de cerca y el hocico de algún que otro cocodrilo, aunque nos avisaron de que no veríamos muchos porque el cielo estaba tapado y los cocodrilos siempre buscan el sol.
Una vez en las islas, el guía nos contó que, en una de ellas, vivía el dueño con sus 5 esposas y sus veintitantos hijos, y que en la otra, más grande, vivían una subtribu de los masai, que se dedicaban a pescar y sólo salían de la isla para vender lo que habían pescado. Pudimos encontrar algunos de los pescadores haciendo su trabajo, que rápidamente se acercaron a nosotros para vendernos pescado y pequeñas reproducciones de sus balsas, que están hechas de una madera muy curiosa que parece de goma.
Para terminar la ruta, nos llevaron a un sitio donde había montones de pájaros de diferentes especies haciendo sus nidos, cantando y alegrando la mañana a cualquiera que pasara por allí. Un espectáculo precioso, pero tuvimos que volver, porque Joana no se encontraba muy bien.

Nos tomamos la tarde con calma. Algunos fueron al pueblo más cercano para comprar fruta y unas galletas que todavía nos duran. Los demás (mi madre, Ferran, Joana y yo) nos quedamos jugando al dominó.
Necesitábamos conexión a internet, y como en el sitio en el que estábamos no había (aunque cuando preguntamos nos dijeron que sí, pero que tenían un problema...), nos fuimos a cenar a un sitio cercano que era similar al que estábamos alojados, pero donde nos dijeron que sí tenían WiFi. Sin embargo, al llegar allí con el portátil e intentar conectarme vi que no había ninguna red, por lo que pregunté qué pasaba, y me dijeron que me habían entendido mal. Que ellos tienen internet para ellos, pero no WiFi. Me molestó, porque no era la primera vez que nos trataban así, ni sería la última. Al volver a nuestro alojamiento, volvimos a tener problemas al intentar arreglar el transporte para irnos la mañana siguente a Nyeri (entre 7 y 8 horas de viaje), porque los keniatas, por lo que hemos podido observar estos días, son así por lo general: te dicen que sí a cualquier cosa para quedar bien contigo, y si luego no pueden hacer lo que les has pedido, se disculpan alegando que no te habían entendido bien y culpando a su superior. Pero la persona con la que hablas siempre te sonríe y nunca tiene la culpa de nada.
Al final, contratamos una furgoneta que vino desde nuestro alojamiento en Nyeri (alojamiento que lleva una alemana...), nos recogió en Baringo y, después de acompañarnos a Misa, nos llevó a Nyeri.

Hipopótamos...

...los ojos y el hocico del cocodrilo...

...pescadores masai...

...nidos, árboles, pájaros y mucho más!

Cuando llegamos a la isla, el guía lanzaba un pescado al agua
y se ponía a silbar para llamar al águila.
Cuando se acercaba nos avisaba diciendo "One... Two... Click!",
pero ni así conseguimos que la foto se viera bien.
Si todo va bien, mañana os cuento el viaje y la llegada allí...

miércoles, 22 de agosto de 2012

Al lado de los hipopótamos

Después de pasar una noche en el Kerio View, nos fuimos al lago Baringo, parando a medio camino para ver el río del que tan bien nos habían hablado. Aunque el río estaba muy sucio, las vistas eran preciosas. Además, probamos una fruta que nos dijeron que se llama okik. He estado buscando un poco, y parece ser que su nombre en español es arazá, una fruta parecida a una naranja por fuera, pero que dentro está lleno de semillas enormes que se lameny tienen un sabor muy ácido. No puedo afirmar al 100% que éste sea el fruto que comimos, porque toda la información que he encontrado hace referencia a países de Sudamérica, pero en fin.

En el lago Baringo se pueden hacer mil actividades diferentes, y la primera que hicimos, al llegar allí, fue irnos de excursión por los alrededores con un guía que nos iba explicando las diferentes cosas que encontrábamos, hasta llegar al Gran Valle del Rift. Por el camino pudimos comer higos chumbos, meter la mano en un termitero (están sorprendentemente calientes, y se ve que es por la respiración de las termitas), tocar escorpiones (aunque no todos lo hicimos...).

Después, a cenar y a dormir con los hipopótamos. En el lago Baringo los animales que la gente va a ver, principalmente, son cocodrilos e hipopótamos, ambos dentro del lago. Los hipopótamos, sin embargo, salen a pastar por la noche, y dormir en una tienda a la orilla del lago impresiona bastante...

Esto es el okik

El escorpión rojo es muy peligroso, pero tiene unas pinzas muy débiles,
con lo que si le coges de la cola, se vuelve inofensivo
(la mano es la de mi sobrinita)

El guía, dándole higos chumbos a mi hermano

Nada más llegar al lago Baringo, mi hermano se acercó
para ver una lagartija y se encontró con un cocodrilo.
Mi hermana recogió el momento de "¡¡¡Mirad allí!!!"

El Gran Valle del Rift, destino de la excursión
Continuará...

domingo, 19 de agosto de 2012

Unas vistas que te dejan sin aliento

Y, después de la boda, tocaba ir a la aventura, a disfrutar del país, no sin antes pasar por casa de los padres de Mercy a ver cuánto habían crecido los árboles que mis padres plantaron el septiembre pasado, cuando fueron a hablar del futuro compromiso.

Así pues, después de dejar a los recién casados haciendo papeles para poder arreglar su venida a Europa, la primera parada fue Iten, un pueblecito a 2000 metros de altura, en el que entrenan todos los maratonianos de Kenya y parte de los estranjeros. De hecho, el dueño del sitio en el que nos alojamos (Kerio View) nos dijo que poco antes habían estado allí alojados varios de los atletas que ahora se encontaban en Londres compitiendo por las medallas. Pero el tema del atletismo a mí me traía sin cuidado. Lo más impactante allí son las vistas: estás en la cima de un acantilado, desde donde ves a tus pies una inmensa extensión de campos, con sus animales, sus campesinos, algún esporádico coche que pasa, unas pocas cabañitas donde los campesinos viven con sus familias...
Había varios miradores, uno de los cuales no era más que rocas, en las que si dabas un paso en falso, te ibas a reunirte con tus antepasados, y la única protección: un cartel donde ponía "DANGER". En ese momento pensé en los miradores que tenemos por aquí, con vallas por todos lados, vigilantes pendientes de que nada haga el animal y un montón más de cosas inútiles. No creo que haya habido ninguna defunción por despeñamiento en el Kerio View...

Las vistas, desde el mirador natural

Mientras iba saliendo el sol, mi hermana nos enseñó el "Saludo al Sol",
un ejercicio de yoga con el que se empiezan las clases
Después de cenar al calor del hogar (la verdad es que hemos pasado más frío del que uno espera en África), nos acostamos temprano, porque nos habían dicho que la salida del sol es alucinante, y había que estar preparado a las 6:30 para no perdérselo. Evidentemente, a las 6 de la mañana algunos ya estábamos en el mirador, esperando. Poco a poco, se fue iluminando todo, aunque para ver salir el sol tuvios que esperar más, porque había unas nubes que lo tapaban, lo cual no hizo que el momento fuera menos memorable. Es algo que no os puedo explicar; tenéis que vivirlo...

...y por fin sale el sol

sábado, 18 de agosto de 2012

Ahora sí: la boda


Antes de nada, dejad que me disculpe por no haber dado noticias en los últimos días. En Kenya no tienen muy asimilado el tema del WiFi. Ahora estoy escribiendo desde el aeropuerto y espero contar el resto de días desde mi casa...

Los recién casados, a la salida de la catedral

Nos levantamos temprano para desayunar un poco y estar preparados cuando lleguen los coches. Jaume, Ferran y yo vamos con nuestro uniforme azul (que parece ser el color oficial de la boda), porque somos hombres de honor, y Joana lleva un vestido del mismo color porque es la chica de las flores. Los demás hombres y damas de honor son familiares y amigos de la novia, Mercy, y los encontraremos en la catedral.

Después de esperar bastante rato a que los coches se decidieran a llevarnos, llegamos a la catedral (que poco tiene que ver con las que estamos acostumbrados a ver por Europa...). La entrada y el pasillo están decorados, como no podía ser de otra manera, con telas azules de diferentes tonos. Entran los invitados, y parece una escena de Mi gran boda griega: en el lado de los españoles, hay cuatro bancos ocupados; en el de los kenyatas, dos columnas enteras de bancos ocupados.
Ponen Love is all around para la entrada del novio. Vamos entrando todos: el sacerdote, las chicas de las flores, los hombres y las damas de honor y, por último, la novia acompañada de sus padres.
Cortando el pastel de boda, que dio para mucho....
Empieza la ceremonia. El rito es el católico, porque en Kenya la mujer acoge la religión del marido. Sin embargo, prácticamente todos los invitados de Mercy son protestantes, por lo que se encuentran un poco perdidos, menos en los cantos. Entonces se hallan en su salsa, y empiezan a pegar gritos y a dar palmas.
Llega el momento que todos esperamos: los anillos. Levantan las manos bien arriba, según la costumbre de aquí, para que todo el mundo pueda ver bien lo que está pasando. Y ya están casados. Mercy viene a sentarse a nuestro lado, porque sus padres la han entregado a nuestra familia.

Después de la celebración y de las fotos de rigor en la puerta de la iglesia (había unos “infiltrados” que ya habían hecho y revelado sus propias fotos y las estaban vendiendo a la salida), nos fuimos al Poa Place, donde sería la recepción: una comida en la que los miembros de una y otra familia salen a presentarse y a dar su bendición a los recién casados, a la otra familia y a todo el mundo (también salen vecinos, amigos, y todo quisqui que pase por allí). Pero antes de poder comer, los novios y los hombres y damas de honor tuvimos que pasar por una sesión fotográfica: primero, todos juntos; después, chicos por un lado y chicas por otro, posando de mil formas diferentes; más tarde, fotos individuales; ahora, fotos en la cascada; tú ponte aquí y tú allí; smile; cada uno con su pareja; “vamos a tirar a la fotógrafa y a todo su equipo al río; smile; ahora haced como si hablarais con el novio; “¡por favor, que termine esto de una vez!”...
Cuando por fin nos dejan irnos, los tres europeos que estamos por ahí salimos disparados hacia el banquete, mientras los africanos nos siguen a su ritmo (os aseguro que es muuuuuy lento). Llegamos a la puerta tras la cual nos espera el festín.

- ¿Pero dónde vais?
- ¡A comer!
- Tenéis que esperar al resto. Sois un grupo.

No nos lo creíamos. Dimos media vuelta para avisar a los demás de que teníamos que entrar juntos... ¡y nos encontramos con que están volviendo al sitio donde nos habíamos hecho las fotos! Cuando los alcanzamos no conseguimos entender muy bien por qué estaban regresando, pero conseguimos que vengan con nosotros. Llegamos de nuevo a la puerta (esta vez todos juntos, con los novios y todo), y nos ponen en fila india. Empieza a sonar música. Palmas. Gritos. Y a bailar mientras vamos entrando. No podéis haceros una idea de lo divertido que fue, y confío en podáis ver el vídeo cuando lo tengamos. Mereció la pena esperar tanto, de verdad.
Mientras comíamos, presidiendo a todos los invitados, fueron las presentaciones que he comentado antes, y duraron hasta el final de la comida.

Un momento de nuestra breve actuación...
Después de comer, un poco de show, en el que nosotros participamos con algunas canciones (guitarra, saxo y trompeta) y un baile con muy buena intención que habíamos estado preparando en el aeropuerto cuando llegamos a El Cairo (también tendréis que ver el vídeo).
Por la noche tuvimos una cena con menos gente (los europeos más cuatro o cinco invitados de Mercy) en el mismo Poa Place, con una orquesta de ranas castrati que sonaban como zapatillas en una pista de futbito.

Y lo dejo aquí, que me estoy quedando sin batería.

sábado, 11 de agosto de 2012

Preparativos y boda

La mañana del 10 de agosto fue, sobre todo, para dormir y descansar del viaje, aunque también nos dio tiempo a visitar un pequeño zoo que hay en el sitio donde se celebraría el convite al día siguiente: monos, avestruces, un cocodrilo, un leopardo, serpientes... Estuvo bastante bien, pero se nota que los animales no están en libertad, porque se pasan el día tirados por ahí, y es difícil verlos moverse (los más "interactivos" son los monos).

Después de comer en un restaurante indio (tiene gracia, pero dicen que ningún negocio funciona en Kenya, a menos que lo lleve un indio), donde nos hartamos y bien, llegó el momento de preparase para la boda: mi madre quiere que me corte el pelo, pero yo sigo en medio de una apuesta, así que no lo veía muy claro. Por lo tanto, había que hacer algo con mi peluca. Mientras mis padres y mis hermanos se iban a comprar souvenirs para los amigos y familiares que no han podido venir, yo me fui a la peluquería de la hermana de la novia, donde les pedí que me hicieran trencitas, cual africano. Y así fue. Ojalá pudiera volver a casa así, pero dudo que aguanten, y no me apetece pasarme otras dos horas para que me las hagan de nuevo!

Una vista trasera de cómo ha quedado el asunto...

Y, como las camisas ya las habíamos conseguido el día anterior en la tienda de la suegra (ya veis que todo ha quedado en familia...), se podría decir que ya estábamos listos. Sólo nos quedaba un pequeño ensayo por la noche para dejarlo todo perfectamente organizado, aunque al final todo sale como tenga que salir.



Y hoy ha sido la boda, pero por ahora os dejo en paz, y a lo mejor mañana os cuento cómo ha ido todo.

jueves, 9 de agosto de 2012

8 y 9 de agosto: primera jornada en África...

Tal y como prometí, recupero el blog para hablar de la increíble aventura que viviremos con mi familia durante 10 días en Kenya.

Todo empezó hace algo más de 24 horas. Maria, Ferran, mis padres y yo cogemos un tren hacia el aeropuerto de Barcelona, donde nos encontramos con Mònica, Íñigo y Joana, que habían llegado desde Bilbao. Allí nos pusimos a jugar a la brisca durante un pequeño rato, mientras esperábamos el avión que nos llevaría al Cairo. En ese avión seguimos jugando, pero cambiamos de juego: primero a Ciudadelas, hasta la hora de comer (se podía escoger entre "pollo" o "carne"), y después de comer jugamos a Black Stories durante un buen rato.
Al llegar al Cairo, donde teníamos que esperar casi dos horas para embarcar en el avión que nos llevaría a Nairobi, nos plantamos en la puerta de embarque y nos pusimos a ensayar unos bailes de los que no puedo hablar hasta pasado mañana (confío en que mi hermano no tenga tiempo para leer esto...), y después nos sentamos en el suelo a jugar al Uno, convirtiéndonos en la principal atracción del aeropuerto (y eso que nos faltaban un par de miembros de la familia, todavía...).
Llega el momento de embarcar. Nos subimos al avión, donde la tripulación pierde un poco los papeles porque parece que todo el mundo quiere cambiarse de sitio. Pero en cuanto todo el mundo está colocado, despegamos y nos sirven la cena (en esta ocasión la elección era entre "chicken" o "beef"...). Y después, a dormir, que ya no hay energía para seguir jugando.

Llegamos a Nairobi a las 4 de la mañana, hora local (a partir de ahora, y en las siguientes entradas, todas las horas a las que haga referencia serán de Kenya, es decir, una hora más que en España), donde nos está esperando un matatu, una especie de furgoneta que nos tiene que llevar hasta Eldoret, donde será la boda, y que está a 6 horas de la capital. Me estoy alargando mucho, así que no hablaré de cómo conduce la gente por aquí, porque imagino que ya habrá tiempo. Sólo decir que hemos llegado bien al Noble Hotel, donde hemos comido, algunos se han bañado en la piscina y donde estaremos un par de días más.

Intentaré conectarme a menudo para ir explicando lo que vamos haciendo y tener fotos cuanto antes, pero no prometo nada. Sed buenos y tened paciencia...

miércoles, 11 de julio de 2012

Se acabó

Se han acabado varias cosas, y voy a intentar hablar de todas ellas en una entrada lo más breve posible:

Para empezar, se acabó la Eurocopa. Los no-amantes del fútbol seguid leyendo, porque no pienso hablar mucho de fútbol. Sólo quiero decir que hay gente que vive demasiado estas cosas. Os dejo un ejemplo y pasamos al siguiente tema:


 ¿Seguro que ésta es la España que todos queríamos?

En fin, dejemos el fútbol, porque otra cosa que se acabó es la apuesta del pelo. Los dos hemos aguantado todos el curso sin cortarnos el pelo, y para decidir un ganador lo que hicimos fue presentarnos al último examen con un peinado de nuestra elección, y el más tonto de los dos se llevaría una buena cervecita. Creo que no hay duda sobre quién fue el ganador, ¿no?

Visto en directo era mucho más impresionante, de verdad...
En un momento de irresponsabilidad máxima por mi parte, decidí alargar mi apuesta hasta septiembre, para llegar a cumplir un año sin cortarme el pelo, pero en agosto tengo un compromiso al que dudo que pueda presentarme tan desaliñado...

Por último, se acaba este blog (tranquilos, seguidores míos, que no es un parón definitivo). Hoy hace 2 años que empecé a escribir tonterías, y la verdad es que cada vez me apetece menos escribir, así que voy a tomarme un pequeño descanso (supongo que en agosto volveré, aunque sólo sea para contar lo que hacemos en Kenya), que además coincide con la época del año que menos gente visita los blogs.
Así pues, disfrutad de las vacaciones, sed buenos, y volved por aquí en agosto.

lunes, 25 de junio de 2012

Un poco de arte y un mucho de valentía

Un día de estos en los que me dedicaba a perder el tiempo mirando vídeos musicales en Youtube o buscando viñetas graciosas de Quino, Schulz y compañía me encontré con esta maravilla:


Pues lo estuve pensando, y la verdad es que no importa el dinero que uno gane. No importa si triunfas o no. Lo que haces es arte, y quien no lo entienda tiene un serio problema. Un buen músico se dedica a "crear" belleza, y por eso no entiendo que se haya puesto de moda el pachangueo discotequero, que de bello no tiene nada...

Pero en fin, de lo que quería hablar a raíz de esto es que, si realmente no me importa el dinero, si no me preocupa el futuro, ¿qué hago estudiando una carrera? Porque la respuesta que tengo tan bien aprendida ("es que el mundo de la música es muy inseguro, y quiero tener una base de algo por si acaso..."), pues esta respuesta que no engaña ni al más tonto se va al traste al considerar las cosas tal y como son. Todos sabemos que no me importa dónde trabaje mañana. Me daría igual coger mi saxo y unos cuantos amigos e irme a tocar de bar en bar. Qué más da no tener ingresos. Con tal de sobrevivir... Además, hacer lo que te gusta, lo que te llena, y que llene a los demás cuando tocas, tiene que ser algo increíble.
Entonces, volvamos a la pregunta: ¿qué haces estudiando Química, chaval? La respuesta no tiene mucho misterio: para hacer esto hay que tener unos genitales del tamaño de sandías, como mínimo, y siento decepcionaros, pero los míos son algo más pequeños...
Pero llegará un día...

lunes, 18 de junio de 2012

Entonces...

En esta vida tenemos que saber escoger. Continuamente estamos tomando decisiones: ir a clase o no ir; ponerte sombrero o boina; disfrazarte de superman o de Son Goku... Y la verdad es que no siempre acertamos.
¿Y a qué viene esto ahora? Pues que en algún momento uno puede plantearse si no se ha equivocado al escoger a sus amigos.


(Nota: la mezcla de este temazo con la bazofia que he escrito a continuación puede dañar irreversiblemente vuestra sensibilidad...)


Cuando uno les invita a escuchar jazz y la mayoría ni siquiera se molestan en contestarte, les excusas diciendo "pa' gustos, los colores...". No todo el mundo tiene la suerte de poder disfrutar del jazz, y esto es algo que no hay que echarles en cara.
Entonces uno se replantea la situación, y prepara un planón que sería el sueño de cualquier buen estudiante: al terminar un examen, irse a comer por ahí, beber cerveza y terminar en el Bernabéu viendo jugar a la Roja. Comida, bebida y fútbol. ¿Se puede pedir más después de un examen? Pues parece que sí...
Entonces uno comprende: los "deportes" de sus amigos son balonmano, capoeira y estudiar, cada uno más lamentable que el anterior. Y entonces...

Siempre te quedará un compañero de piso que ya ha terminado exámenes...

sábado, 16 de junio de 2012

Una serie de consideraciones sobre la forma de funcionar en este blog

Empecemos por el principio: este blog es mío. Hacía mucho tiempo que no lo decía, y ya tocaba... Para los que todavía no se hayan enterado, el nombre del blog (A LA MEVA) significa, literalmente, "a la mía", es decir, a mi bola. Por lo tanto, voy a escribir lo que me salga de la pilila (cosa que las chicas no tienen, por cierto...), y si no te gusta, puedes irte a otro lado. Tienes mi permiso.

En segundo lugar, y no por ello menos importante, está el tema del respeto. Está muy bien que se creen debates, y no pido que todo el mundo opine como yo, pero sí que me gustaría que se guardaran un poco las formas. Después de casi dos años escribiendo tonterías por aquí he podido comprobar que, cuando hablas de religión, te saltan encima los fanáticos ateos; cuando hablas de Mou, los fanáticos merengues; cuando hablas de Guardiola, los fanáticos independentistas (yo tampoco entiendo por qué se mezcla el fútbol con política. Debe de ser culpa de los bancos, como todo...); cuando hablas de buena música, los fanáticos defensores de Bieber y compañía; cuando hablas de apuestas, los fanáticos antijuegosdeazar; y así se puede seguir hasta el infinito y más allá.
Según la RAE, fanático es aquél "que defiende con tenacidad desmedida y apasionamiento creencias u opiniones, sobre todo religiosas o políticas", y en una segunda acepción, es aquél que está "preocupado o entusiasmado ciegamente por algo". Mi conclusión es que el fanatismo no es bueno, así que si quieres expresar tu opinión, hazlo, pero que no se te nuble el entendimiento. Puedes tener razón sin necesidad de meterte con nadie ni con nada. Si queréis un ejemplo de cómo se da tu opinión respetando a los demás, id a la entrada de hace unos pocos días, en la que hablo de la financiación de la Iglesia, y léete los comentarios. Un 10 para Charly y Dani...


Finalmente, y ésto sí que es menos importante, me gustaría que evitarais los comentarios anónimos. No creo que mi blog sea tan mundialmente conocido como para que me comente gente a la que no conozco, así que agradecería que dijerais quién sois. Pero ya digo que esto no tiene mucha importancia. Si quieres seguir escondiéndote en el anonimato, allá tú.