sábado, 3 de noviembre de 2012

Retrasado

Como podéis ver, últimamente me está costando bastante escribir, así que si, como de costumbre, encuentro una entrada bestial en el blog de mi amigo Txeiks, no dudo en robársela. Se trata de una carta de John Franklin Stephens a Ann Coulter, una periodista que tildó a Obama de retrasado en un tweet, durante el debate del pasado 22 de octubre.

John Franklin Stephens
"Venga, sra. Coulter, usted no es estúpida ni superficial. Entonces, ¿por qué está continuamente utilizando la palabra R como un insulto?
Soy un hombre de 30 años con el síndrome de Down que ha tenido problemas por el hecho de que mucha gente piense que tener una discapacidad intelectual significa que soy estúpido y superficial. Yo no soy ninguna de estas cosas, sólo proceso la información más despacio que la mayoría de ustedes. De hecho, me ha llevado todo el día encontrar la manera de responder a su uso de la palabra R ayer por la noche.
Primero pensé que utilizó esta palabra para describir al Presidente como un niño que es intimidado por gente como usted, pero que lo ha superado y ha encontrado la manera de tener éxito en la vida como muchos de mis compañeros de los Special Olympics.
Después me pregunté si pretendía describir al Presidente como alguien que tiene que luchar por estar atento a todo lo que dice, como todos nosotros en cada carrera, desde un obstáculo hasta el siguiente.
Finalmente, me preguntaba si usted pretendía menospreciarlo, tratándolo como si fuera alguien que probablemente recibe una mala atención sanitaria, vive en viviendas humildes con muy pocos ingresos y se las arregla como puede para ver la vida como un don maravilloso.
Porque, señora Coulter, esto es lo que somos. Esto y mucho, mucho más.
Después de ver su tweet, me di cuenta de que sólo quería menospreciar al Presidente vinculándolo a gente como yo. Supuso que la gente comprende y acepta que vincular el Presidente a una persona como yo es un insulto y supuso que podía salirse con la suya y seguir apareciendo en la televisión como si nada.
Me pregunto si se planteó la posibilidad de usar otras palabras odiosas pero las descartó pensado que podían volverse en su contra.
Bien, sra. Coulter, usted y la sociedad tienen que aprender que cuando comparan alguien a gente como yo en realidad le están dando una insignia de honor.
Nadie ha superado todo lo que hemos pasado nosotros y mantiene todavía este amor a la vida.
Venga y únase algún día a nosotros en los Special Olympics. Venga y mire si después puede mantener su corazón indiferente."

Un amigo que no ha hecho todavía,
John Franklin Stephens
Global Messenger
Special Olympics Virginia

2 comentarios:

musicadeveritat dijo...

Boníssima!

TAUROS FOTO A FOTO dijo...

Muy buen articulo.
Las mentes estrechas y cortas son las que hablan mal.
Un saludo.
Juan.