lunes, 12 de noviembre de 2012

Un solo color

El celeste de las nuevas equipaciones fue el único color que se vio en un partido que pudo acabar en goleada.


Una vez más, lo que comentamos en la sesión técnica del viernes lo pusimos en práctica el sábado. Esta vez fueron los córners, y el primero que sacamos terminó en el 0-1 de Carlos, que hizo un partidazo tanto de extremo como de delantero, dos posiciones no habituales para él. Con el marcador a favor, nos pusimos a hacer nuestro fútbol y a aprovechar las limitaciones del rival en defensa para entrar una y otra vez por las bandas por medio de Borja y Quique, que metió el 0-2 después de varios intentos. Los pases al espacio de Jorge, Sancho y Rodri provocaron que el entrenador rival se desesperara. Pero el fútbol es como es, y en una contra nos entraron por la banda de Julio, y el centro no lo acertaron a despejar ni Jaime ni Luis Matas, con lo que el balón llegó al otro extremo, que estaba libre por el error de marcaje de Cucu. Gonzalo, que estuvo muy acertado en todas las que tuvo, no pudo hacer nada para evitar el 1-2. Nos íbamos al descanso con resultado ajustado, pero sabiendo que estábamos haciendo las cosas bien y que si metíamos todas las que habíamos tenido podíamos ganar de goleada, así que calma.

Entraron Rafa (que volvió a tener un día desafortunado, y ya van demasiados...) y Javi y su hermano Luis, que nos dieron más fuerza atrás. El guión de la segunda parte fue el mismo, y un centro-chut de Jorge desde la derecha se convirtió en el 1-3. Golazo. Miguel y Ramón entraron para dar más frescura al medio campo y así conseguimos el 1-4 en otro pase al espacio para Quique, que definió como los grandes killers.

Creo que merece una mención especial el partidazo de Carlos, que demostró que puede rendir al máximo en cualquier posición. Un entrenador siempre agradece tener a jugadores así.

1 comentario:

musicadeveritat dijo...

Nico, aquest blog MOLA i em sembla estupendo que pengis entrades sobre fúngol... Però si deixes de penjar entrades sobre no-fúngol aquest blog deixarà de molar... Va! Inspira't! ;)