martes, 4 de marzo de 2014

El ejemplo de Ucrania

Hace varios meses, antes de las vacaciones de Navidad, una chica de Georgia me informó de que la gente en Ucrania estaba saliendo a las calles, que llevaban días protestando sin importarles la nieve y el frío, y que era lamentable que en países como España no llegaran estas noticias. Pregunté un poco a familiares y amigos y efectivamente nadie tenía muy claro qué estaba pasando.

A día de hoy, creo que ya está todo el mundo informado, y cada vez hay más vídeos de gente que cuenta cómo ve el conflicto desde dentro. No me refiero a periodistas ni políticos, sino a ciudadanos corrientes, a los que están sufriendo en las calles. Hoy he visto en Facebook el vídeo de una chica que os dejaré a continuación, y que me ha hecho pensar en España. Está claro que ellos tienen muchos más problemas que nosotros, pero "we want to be free from the politicians, who work only for themselves; who are ready to shoot, to beat, to injure people just for saving their money, just for saving their houses, just for saving their power". ¿Acaso esto no es lo mismo que pasa en nuestro país y en tantos otros? Si subes el precio de las universidades y conviertes el estudiar en algo elitista, algo para ricos, mientras te llenas los bolsillos con el dinero de los ciudadanos, ¿qué van a hacer los estudiantes? No puedes hacer nada más que salir a la calle y quejarse. Protestar. Hacerse oír. Ojo...


2 comentarios:

Satchmo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Satchmo dijo...

Completament d'acord que la classe política necessita recuperar les virtuts passades de moda de l'honor, la dignitat, l'honradesa, etcètera.

D'altra banda, si jo fos polític, demanaria de la societat, amb sentit de justícia i també de pragmatisme, unes altres virtuts al seu torn: paciència, docilitat, civisme, temprança, etcètera.

(Fragment de la meva opinió)