lunes, 18 de junio de 2012

Entonces...

En esta vida tenemos que saber escoger. Continuamente estamos tomando decisiones: ir a clase o no ir; ponerte sombrero o boina; disfrazarte de superman o de Son Goku... Y la verdad es que no siempre acertamos.
¿Y a qué viene esto ahora? Pues que en algún momento uno puede plantearse si no se ha equivocado al escoger a sus amigos.


(Nota: la mezcla de este temazo con la bazofia que he escrito a continuación puede dañar irreversiblemente vuestra sensibilidad...)


Cuando uno les invita a escuchar jazz y la mayoría ni siquiera se molestan en contestarte, les excusas diciendo "pa' gustos, los colores...". No todo el mundo tiene la suerte de poder disfrutar del jazz, y esto es algo que no hay que echarles en cara.
Entonces uno se replantea la situación, y prepara un planón que sería el sueño de cualquier buen estudiante: al terminar un examen, irse a comer por ahí, beber cerveza y terminar en el Bernabéu viendo jugar a la Roja. Comida, bebida y fútbol. ¿Se puede pedir más después de un examen? Pues parece que sí...
Entonces uno comprende: los "deportes" de sus amigos son balonmano, capoeira y estudiar, cada uno más lamentable que el anterior. Y entonces...

Siempre te quedará un compañero de piso que ya ha terminado exámenes...

7 comentarios:

alvallega dijo...

Qué de indirectas tan directas, Nicolau, no me tienes acostumbrado a leer estas cosas :|

Estos días son un asco, nos desgastan a todos, ánimo que ya queda poco! Si sacas un hueco una tarde de estas da la voz, arrejuntamos a un par de hippies y nos tomamos una caña por ahí ;D

Pau dijo...

Jo també penso el mateix, Nico! De vegades s'ha de saber triar qui convidar quan tens un pla en ment.. i els que et segueixin a tot arreu podràs dir que són els teus amics de debò. La pregunta és: tu tries els teus amics o ells et trien a tu?

I si has acabat examens (com jo), felicitats! a disfrutar!

otro madrileño dijo...

Vaya. Nico si te sirve de consuelo me sucedió algo parecido planeando una comida, sin problemas de exámenes y los invitados decidieron quedar la noche antes a destruirse hasta que ninguno pudiera avisarme. Te suena?

Nico dijo...

Lo siento si esto ha llevado a alguna confusión. No estoy enfadado con nadie. Había prometido una entrada sobre el tema y ya está. Aquí queda todo. Pensaba que se notaba el tono irónico, pero veo que tengo que revisar mis escritos antes de publicarlos...

Acepto la propuesta, Ál!

Pau, encara me'n queda un, però és d'aquí a dues setmanes...

Me suena, madrileño, me suena...

Un servidor dijo...

como buelbas a avlar mal del valonmano perderás a tu megor amijo de jirona... mutxo animo por mandrit

Satchmo dijo...

El pitjor de tot és que amb els amics pots encertar o equivocar-te, però com a mínim pots triar, cosa que no passa amb els germans: tens els que t'han tocat!

És broma, t'estimo molt, hehe.

teresiola dijo...

"Si se escucha un buen jazz no ambiciona uno más"; ¡ya lo dice Thomás O'Malley!