martes, 24 de abril de 2012

De lo que conlleva un cambio de look...

Ayer fui a renovar el pasaporte (menudo sablazo, por cierto), y la documentación que debía presentar era "DNI del solicitante en vigor, o el caducado, acompañado del resguardo acreditativo de haber solicitado su renovación" y "Una fotografía reciente del rostro del solicitante tamaño carné, en color y con fondo claro, liso y uniforme, tomada de frente, y sin gafas de cristales oscuros o cualquier otra prenda que impida la identificación de la persona".


Como buen catalán, rebusqué entre mis cosas para ver si tenía alguna foto que poder aprovechar, y así me ahorraba algo de dinero. Y lo encontré. Aparentemente, esa foto no presentaba ningún problema: era reciente (de principio de curso), en color y con fondo claro, liso y uniforme, tomada de frente, y sin gafas de cristales oscuros o cualquier otra prenda que impidiera la identificación de mi persona, pero...

FUNCIONARIO: -La fotografía de su DNI es más reciente que la que me ha presentado, ¿no?
CIUDADANO: -En realidad no: la del DNI es del año pasado, y la que le he traído es de principio de curso.

(momentos de silencio)

FUNCIONARIO: -Da igual. La del DNI se parece más a su aspecto actual, así que pondré esa.

Para aquellos que no lo recuerden, a principio de curso me rapé para la apuesta que acababa de empezar. Desde entonces no me he vuelto a cortar el pelo...

1 comentario:

Jesús dijo...

Jajajajajaja. Muy bueno. Saludos desde Conil ( Cadiz). ve mi blog.