domingo, 24 de octubre de 2010

Escuchando en el silencio

Este fin de semana he estado de curso de retiro en La Pililla, para pensar un poco en lo ocurrido durante este año y sacar algunos propósitos de mejora para el siguiente.


No sé si habéis hecho alguno, en algún momento de vuestra vida, pero la verdad es que estar en silencio durante un fin de semana, en medio de la naturaleza para poner en orden tu vida, hablándola con Dios (o con quien mejor os parezca; yo, personalmente, la hablo con Él) da sus frutos.


También hay ocasión para disfrutar de los encantos del entorno: en los alrededores de la casa hay unos jardines con ardillas que campean a sus anchas.


Aparte de esto, la comida y el alojamiento son perfectos (os dejo con una foto de mi cama para que os hagáis una idea).


En fin, que os animo a reflexionar un poco para arreglar posibles desperfectos que todos, com humanos, tenemos en nuestras vidas.


1 comentario:

Joanbo dijo...

con esta cama era un curso de retiro o on viaje a la Edad Media?