lunes, 20 de diciembre de 2010

Te lo mereces


El sábado fue su día. Si hasta ahora no he dicho nada fue porque el mismo sábado yo también estuve liado con el tema de la boda, y ayer llegué a mi casa entre las 11 y las 12 de la noche, y no era el momento de escribir esta entrada.


Hace 5 años y medio nació Joana. Hay quién dice que no se puede. Tú sí podías (y la mayoría de gente, si se lo propone, también). Vivías a más de 500 kilómetros de papá y mamá, sola con la niña y sacándote un master en los Autos de Calderón. Sí. Se puede.


Ahora ya tienes a tu compañero de viaje. Os deseo mucha felicidad en el largo camino que os espera, y te agradezco la fuerza que has demostrado tener en los momentos difíciles. Para mí y para todos los que te conocemos, eres un ejemplo; no lo dudes.

2 comentarios:

mòmo dijo...

Tonterías, brother. La verdad es que siempre tuve ayuda: vosotros, lejos pero cerca, y grandes grandes amigos. Dios no deja los trabajos a medias (ya sabe lo que hace). Besos.

Maria dijo...

Un master no, ¡un doctorado!
¡Felicidades!